Llego hasta aquí



 Exo
 Ayudas
    Afición (82)
    Ambientación (335)
    Reglas (234)
    Equipo (276)
    Sucesos (250)
      Tramas
    Aventuras (179)
    Preg./Resp.
 Por autor
 Productos
 Enlaces
 





Licencia Creative Commons para el texto de la web (quedan excluidas de la licencia CC las ilustraciones)


domingo, 16 de junio de 2024


 

Creados para la vida (I)

Esta aventura puede tener lugar en cualquier nación de la galaxia Exo en la que los droides que imitan el aspecto de una especie estén mal vistos. A la vez, debe ser una zona en la que una IA pueda ser lo bastante compleja como para tener objetivos propios y conciencia de sí misma. Consulta los apartados de "Tecnología" de la descripción de cada nación en el manual básico para decidir. Podemos colocar la aventura en cualquier sistema y planeta de esa nación, mientras su planeta principal tenga ciudades y haya al menos otro planeta más con mucha extensión de terreno natural y alta biodiversidad.

Los personajes deberían ser mercenarios con reputación de encargarse de trabajos ilegales por la cantidad adecuada. Esa reputación la pueden haber creado en sus pasadas aventuras o la podemos incluir en el historial del grupo pero debe existir para que llegue a los "oídos" de Salz.

Es muy importante, de hecho, necesario, que entre los mercenarios haya personajes capaces de robar y modificar información de un sistema informático. De no haberlo, habrá que aportar un personaje no jugador que cumpla dicho papel.

El Gruñido

El grupo debería tener un contacto de mucha confianza en la ciudad en que se encuentren en ese momento. La reunión inicial tendrá lugar en un local que en el idioma del lugar se traduciría como El Gruñido. Se trata de un espacio de ocio en el que predominan los juegos electrónicos, las salas privadas para ver proyecciones de ficción o campeonatos de pel·les, las peleas organizadas de mini robots, las exhibiciones de diseño holográfico y cualquier tipo de entretenimiento tecnológico inofensivo que pueda realizarse en este tipo de local. El lugar es un edificio industrial de interior laberíntico, con pasillos iluminados con distintos colores que guían hacia las salas donde encontrar distintos entretenimientos.

Una TA de Callejeo permitirá saber que El Gruñido tiene fama de ofrecer también diversión poco legal. De hecho, caminando por un pasillo del local y haciendo una TA de podrán ver un diseño de realidad aumentada impreso en un lugar discreto, sin duda por un visitante. Al examinarlo con dataópticos se revelará como una publicidad un tanto sospechosa y vaga. Dice "Happydroid. Creados para la vida. Con temperatura corporal y secreciones internas." La vía de contacto incluida es un enlace a una página de la GWW a la que solo se puede acceder mediante varias claves de seguridad sucesivas que hacen la tarea absurdamente larga para el tiempo de que disponen. Pero una nueva TA de Callejeo les hará suponer que se trata de alguien que vende discretamente droides especiformes (que imitan el aspecto de alguna especie inteligente), que en la región están muy mal vistos o prohibidos.

En cualquier caso, el grupo no está allí para el ocio, sino para una reunión con su contacto, en una de esas salas privadas de proyecciones. Les ha llamado con bastante urgencia, pidiendo que vengan equipados con material para un robo.

El contacto les informará de que van a trabajar para alguien a quien no conoce en persona pero para quien ha realizado varios trabajos antes. Esta clienta se ha mostrado como alguien de fiar, que paga puntualmente y bien. Sospecha que puede ser una marbagan, porque usa como pseudónimo "Salz", que en el idioma de esa especie significa "moneda de cambio" o "valor de una cosa". El contacto pondrá sobre la mesa un modium con un adelanto sustancial y asegurará que el pago final es cuatro veces ese número (que la DdJ decida qué cantidad tentaría a la mesa de juego).

El problema es que deben hacer todo esa misma noche, Salz ha insistido mucho en ello. Por suerte, el blanco es una empresa del mismo nodo empresarial en el que se encuentran ahora mismo, así que no debería ser problema. Los parámetros de la misión son los siguientes:


1. Los personajes deben irrumpir en las oficinas de Geosistemas Wench, una empresa que se dedica a recoger información cartográfica satelital de todo tipo y con ella crear y comercializar aplicaciones para dataópticos, computadoras, etc. Se trata de una empresa de ese mismo sistema solar, sin sucursales en otras estrellas. En las próximas horas la oficina permanecerá cerrada. Hay personal de seguridad y cámaras que es posible desactivar o evitar. Se proporciona un plano de los terrenos para ayudar a la entrada.

2. Una vez allí, deben acceder físicamente a una de las computadoras de los trabajadores (concretamente a la del puesto número 207) que recoge y analiza periódicamente los datos de dos satélites (CENTRAM 2 y SUDESTAM 7).

3. Deben borrar un archivo en concreto de SUDESTAM 7 (fecha y nombre de archivo se proporcionan) y sustituirlo por un archivo de igual tamaño y tipo, contenido en el modium con el adelanto. Además, deberán manipular la información caché de la computadora para no dejar rastro del cambio realizado.

4. A la vez, deberán robar elementos tecnológicos valiosos que haya en la empresa, de tal manera que parezca que el móvil del allanamiento ha sido ese y no la sustitución del archivo. No, no pueden entrar y salir sin ser detectados, la intromisión ha de ser descubierta.

5. Una vez terminado el trabajo, deberán esperar en el lugar que consideren más discreto y conveniente hasta que su contacto les indique cómo cobrar el resto del dinero.


Hay poca más información que su contacto les pueda dar. Si sienten curiosidad por el archivo que se les entrega, verán que se trata tan solo de mapas satelitales de una zona boscosa. Se requeriría el acceso a la GWW y una TA de Ciencias Planetarias para concluir que se trata de una zona natural concreta en otro de los planetas de este mismo sistema. En los mapas no se ve nada resaltable, ni siquiera una construcción o actividad inteligente. Se incluye en el mapa información no solo visual, sino también datos de riqueza vegetal, biodiversidad probable, así como recursos geomineros. En general la zona parece muy pobre en todos ellos.

Geosistemas Wench

El siguiente mapa muestra los dos edificios que hay en los terrenos de Geosistemas Wench. El más pequeño almacena el centro de datos, donde toda la información es recibida, enviada a las computadoras de los trabajadores y almacenada tras su procesamiento. Aquí están también los sistemas que reciben la información encriptada de los satélites. Las claves para desencriptarla las proporcionan las empresas dueñas de los satélites.

Mapa Wench. Imagen de Jacobo Peña (2024). Publicada con licencia Creative Commons - Atribución - Compartir Igual.

Imagen de Jacobo Peña (2024). Publicada con licencia Creative Commons - Atribución - Compartir Igual.

El edificio principal es el que contiene las numerosas oficinas con puestos de trabajadores adaptados para distintas especies y puestos, desde marketing hasta diseño, pasando por contabilidad, análisis de datos, ingeniería... En total, más de doscientos puestos de trabajo que procuran información de posicionamiento y realidad aumentada a personas de todo el sistema estelar.

Los asteriscos en el mapa señalan los puntos donde hay puertas de entrada a las instalaciones. Estas puertas tienen sistemas de seguridad con código que pueden ser sorteados por el grupo de juego con TAs de Cerraduras. También podría haber personal de seguridad, al menos tres, uno en la entrada de la valla de polímero electrificado que rodea el recinto y uno en cada uno de los dos edificios.


Personal de seguridad

Puntuación media de atributos
CUE: 6
DES: 5
INT: 3
PRE: 4
INS: 6

Habilidades
Correr 14
Sigilo 17
Armas blancas 16
Pelea 20
Pistola 15
Esconderse 14
Observación 18

Puntos de vida 18

Puntos de mente 12

Capacidades
Alerta 18
Ajuste por fuerza +1
Esquivar 15
Iniciativa 5, 5


Una vez en el puesto 207, y con una TA de Protocolo, verán que está colocado en una sala grande con muchos otros, pero goza de espacio a su alrededor y una mínima privacidad que denotan que es un puesto de mediana importancia, seguramente bien pagado, incluso puede que tenga personas a su cargo.

Sustituir el archivo es sencillo una vez se acceda al ordenador en concreto. Sin embargo, la TA de Operador de Sistemas Auxiliares será enfrentada con la seguridad del sistema de Wench, que tira contra una habilidad de 14. El resultado del enfrentamiento solo lo podrá saber la DdJ, que servirá para determinar si, en caso de ser examinado el ordenador en busca de pruebas del acceso, se encontrarían estas.

Por cierto, en la mesa de la persona que trabaja en ese puesto (que por el diseño del asiento es humaniforme), hay un proyector de retratos holográficos. Consulta la hoja de personaje de uno de los asaltantes que estén allí, haz una tirada secreta y, con independencia de su resultado, haz que este caiga al suelo con un golpe accidental, encendiéndose. Así, podrán ver la imagen de un humano y una humana, posando para un autoretrato en un espacio de ocio que pueden reconocer: la sala de prácticas de tiro de El Gruñido. El hombre parece sensiblemente menos atractivo y bastante más mayor que la mujer. Ella, por otro lado, parece llevar una capa importante de base de maquillaje, como si fuera a salir en un canal barato de tridivisión. Si se interesan por el dato, pueden sacar del ordenador el nombre de su usuario: Adrián Settem. Una curiosidad más que solo averiguarán si intentan conectarse a la red de la empresa desde este aparato: las claves que Settem tiene guardadas en su ordenador ya no funcionan. El mensaje que devuelve el sistema es "Este usuario no forma parte de la red interna". Sin embargo, está claro que alguna vez lo hizo. Si quieren perder el tiempo y arriesgarse con una TA de Buscar datos desde otro ordenador sí conectado, podrían acceder a la red interna y descubrir que Settem no es trabajador de la empresa desde hace dos días.

Repasar un poco el ordenador permite descubrir que Settem se dedica a analizar imágenes de satélite para obtener porcentajes de riqueza natural de distintos tipos, incluyendo los interesantes para explotación agrícola, minera o biotecnológica.

La casa Settem

Supondremos que han logrado realizar el trabajo sin que se perciba, al menos de momento, que han accedido al ordenador. Tal y como esperan serán contactados un par de horas después. Su contacto les dice que para cobrar deberán dirigirse a una dirección que ha dado la propia cliente, donde les pagarán. De nuevo, no tiene motivos para preocuparse, pero recordará que no la conoce. También, que sospecha que con un encuentro en persona busca encargarles otro trabajo sin tener que pagarle a él la comisión. Les pedirá en consecuencia que, si es el caso, respeten su porcentaje al menos un trabajo más.

Si la mesa no se fía de ir en persona su contacto se ofrecerá a saltarse las instrucciones de la cliente e ir con ellos. Si se siguen negando, se ofrecerá a ir él solo, lo que en nuestra experiencia animará mucho a los personajes a ir, aunque sea a vigilar desde la distancia.

Por cierto, será imposible volver a contactar con Salz, que parece fuera de alcance del sistema planetario de telefonía. ¿Tendrá su dataóptico apagado? Si los personajes siguen sin querer arriesgarse, aquí terminaría la partida. El resto de los sucesos los leerían en las noticias. No pasa nada, de estas cosas también se sacan lecciones. Seguro que la próxima vez se deciden a ser personas más proactivas.

La dirección que les ha dado Salz está en un barrio residencial para personas con buenos puestos de trabajo, pero no ricos. Muchas de las especies que se alojan allí son de fuera de la región en la que están los personajes en ese momento. Eso hace que la construcción de los hogares, la mayoría independientes, sea muy diversa. En concreto, al que vienen los personajes perteneció en su día a un silvano. Esto explicará que esté construido con módulos esféricos y que la puerta principal (y como verán, las del interior) sea estanca.

Casa Settem. Imagen «Virtual Monolithic Dome House» de Julia Christina Eneroth (2013). Adaptada por Jacobo Peña (2023) y publicada bajo licencia Creative Commons - Atribución - Compartir Igual.

Imagen «Virtual Monolithic Dome House» de Julia Christina Eneroth (2013). Adaptada por Jacobo Peña (2023) y publicada bajo licencia Creative Commons - Atribución - Compartir Igual.

Para desazón de los personajes, nadie responderá a las llamadas a la puerta pero no parece que entrar sea complicado. La puerta principal no tiene cierres de seguridad activos y una TA de Cerraduras con -5 a la dificultad debería ser suficiente.

Al pasar a la vivienda, podrán ver que el interior ha sido reformado para habitantes que respiran oxígeno y el mobiliario podría pertenecer a cualquier domicilio de criaturas antropomorfas. De hecho, parece el domicilio de dos personas. Podrán ver que las puertas que separan cada estancia esférica son estancas. En las paredes se conservan los mandos de llenado y vaciado del agua salada en la que los silvanos suelen vivir, aunque están desactivados todos, excepto el de una de las salas, como ahora veremos.

Aunque luego veremos lo que pueden descubrir registrando la casa, hay una habitación que interesará especialmente a los personajes y donde merece la pena detenerse. Ha sido renombrada como "piscina" en un cartel junto a su entrada. Settem decidió dejar conectados los sistemas de llenado de esta sala y llenar sus depósitos con agua normal; de esta manera desde dentro de la propia sala podía llenarla hasta la mitad disfrutarla como piscina. Los personajes se encontrarán con la sala totalmente llena hasta el techo, como podrán ver a través de la ventana de la puerta estanca. A través de este cristal se descubrirán, flotando en el interior, dos cuerpos. Se trata de un hombre y una mujer desnudos. Tras unos segundos observándolos se podrá comprobar que son las dos personas que aparecían en el retrato holográfico del puesto de trabajo de Adrián.

Desde detrás del cristal, es posible detectar algo diferente en el cuerpo de la mujer. Con una tirada de Medicina podrá comprobarse que la postura que tiene es demasiado rígida y el tono de la piel es artificial, como si estuviese cubierta de alguna crema o película plástica que además le impidiera deteriorarse. Si la tirada tiene un resultado éxito crítico el personaje podrá concluir que se trata de un androide. En cambio, el cuerpo del hombre tiene justo el aspecto (TA de Medicina) de un cadáver que llevara varias horas sumergido en agua.

Para sacar los cuerpos se requiere vaciar la piscina con los mandos junto a la puerta y abrir la puerta estanca, que sí está bloqueada con clave y requiere una TA de Cerraduras.

Al examinar el cuerpo de la mujer se tardará muy poco en concluir que se trata de una criatura artificial. Una tirada de Técnico de robótica permitirá descubrir que la androide fue desconectada probablemente antes de la inmersión. Solo permanece activa una pila interna y para reactivar a la droide es necesario hacerlo con una nueva TA Robótica. En cuanto al cadáver del hombre, una TA de Medicina determinará que murió ahogado en agua y que estaba bajo el efecto de una droga somnífera en ese momento.

Jana

Si se conecta de nuevo a la androide, conviene conocer su historia y las instrucciones que ahora mismo la dominan de cara a explicar su conducta y cómo reaccionará ante los personajes.

Jana es una androide de placer, algo extremadamente mal visto en la zona donde están los personajes. Fue adquirida por Adrián a través del mercado negro pero su intención no era usarla como juguete sexual, sino para que Salz pudiera interactuar en el mundo físico a través de ella. La propia inteligencia artificial limitada de Jana ha permanecido en el asiento trasero de este vehículo todo el tiempo que ha estado a los mandos. Por tanto lo que ha aprendido sobre sus instrucciones es de forma vicaria. Además, no ha estado activa todo el tiempo, ya que Salz se empeñó en hacer comprar a Adrián dos unidades para tener el doble de posibilidades de actuación y sobre todo de escapar en caso de necesidad. Así, Jana no ha estado activa en las últimas horas y por tanto desconoce los motivos por los que Adrián ha muerto o dónde está la otra unidad. Sabe que esa otra unidad existe, aunque pocas veces han estado activas a la vez, y se referirá a ella como "Salz", como si no fuera consciente de que ella misma ha sido Salz alguna que otra vez. Tampoco sabe mucho del plan de Adrián y Salz pero sí que implicaba la compra de unos terrenos y un viaje fuera del planeta.

Ahora mismo los objetivos de Hanna son en primer lugar encontrar a su dueño y permanecer con él. No ayudará a los personajes voluntariamente si no es para cumplir este objetivo, así que más vale que no le muestren el cadáver. Pero en segundo lugar su objetivo es ayudar a Settem a cumplir su propósito; podrían engañarle por tanto para que les ayude a encontrar a Salz para que ella les ayude a encontrar a Adrián.

Si llega a saber de la muerte de su dueño, el principal objetivo de Jana será encontrar otro propietario, salvo que se la convenza de que conviene buscar primero a Salz para que ambas busquen un dueño, o un argumento similar.

Un registro de la casa, con las TAs de Buscar datos, Legislación, Evaluar u Observación que la DdJ desee, dará acceso a información sobre el habitante de la casa, que este guarda en su ordenador, mems u otras fuentes que inventemos.

Se confirma que el residente no es otro que Adrián Settem, que paga un alquiler mensual y trabaja en Wench. De la decoración de la casa y las informaciones que seguía en la GWW, se infiere con facilidad que se trataba de un ecologista de salón bastante implicado, aunque fuera solo en lo intelectual.

En algún lugar de la casa encontrarán también un modium que contiene la exacta cantidad de dinero que se les debía, aunque no deberíamos ponerles fácil hallarlo.

Además, en una sala pequeña que sirve de almacén hay un sistema de carga para las androides. Este sistema permite la carga simultánea de la batería de hasta tres unidades, pero examinar los registros de sus sistema determinará que se usaba para dos unidades robóticas distintas.

El resto de datos que se pueden encontrar con tiradas adecuadas completan otra parte de la historia que Jana no puede contar. Los terrenos que han comprado coinciden con la zona que aparece en el archivo que sustituyeron. Se los ha comprado a una familia de jionales que lo ha poseído durante casi un siglo, desde que se empezó a colonizar ese planeta del sistema. Se ha dejado una pequeña fortuna en ello, aunque ha podido pagarla con fondos que le llegaban de fuentes desconocidas.

También , Adrián ha comprado dos billetes para viajar a dicho planeta, a nombre de Adrián Settem y Salz Settem.

¡Sorpresa!

La aventura podría terminar perfectamente aquí. Los personajes pueden encontrar el dinero que se les debe en la casa y no tienen ningún compromiso más con la historia. De hecho, incluso tienen cosas que perder si se implican más. Sin embargo, no vamos a dejar que la primera parte termine sin un bonito gancho para la segunda.

La dirección de juego decidirá donde se producirá el siguiente contacto. Podría ocurrir de inmediato cuando los personajes están abandonando la casa. Podría ser a través de su contacto. O podrían ser requeridos para un trabajo falso y abordados así por la seguridad de AVYADV (13544 Ver).

Este encuentro se narra en la siguiente parte de esta aventura pero de momento puedes dejar a los personajes frente a un número amenazante y quizás armado de agentes de seguridad que quieren hablar con ellos de una cosa.

 

 

Diario Sombra:

Subscríbete en Feedly

Redes Sociales:



Grupos de jugadores:




Cita

«Gobernemos gracias al amor y no gracias a la bayoneta.»

Goebbels