Llego hasta aquí



 Eriloe
 Ayudas
    Afición (3)
    Ambientación (67)
    Reglas (42)
    Equipo (38)
    Sucesos (37)
    Aventuras (47)
    Preg./Resp.
 Por autor
 



Licencia Creative Commons para el texto de la web (quedan excluidas de la licencia CC las ilustraciones)


martes, 16 de abril de 2024


 

La Espiral blanca

Un poco de historia

En las costas del oeste del reino de Cargrum se encuentra en un alto promontorio una vieja torre abandonada que observa impasible el paso de los días. La torre pertenecía a la familia Albarion, una familia noble venida a menos en la actualidad que se dedica a la ganadería de pequeños caprinos en la región. La familia, en su época de apogeo, controlaba una gran parte de la región y el símbolo de su poder era la Torre de marfil.

El cabeza de familia por aquel entonces, Morin Albarion, la hizo construir en función de sus múltiples especificaciones y deseos concretos. Morin era un gran aficionado a los diseños atrevidos y en su mente visualizaba la torre como una espiral de humo que ascendía hacia lo alto. Otra de las cosas que deseaba el dirigente era una torre en apariencia inofensiva pero inexpugnable, repleta de trampas y mecanismos para eliminar cualquier amenaza.

La torre fue la sede y hogar de los Albarion durante 200 años, momento en el que las turbulentas aguas de la política del reino les golpeó de lleno y dio al traste con su fortuna y aspiraciones. El último cabeza de familia, Almor III, murió en el exilio debido a su extrema debilidad por una grave dolencia congénita. Por desgracia para su familia, el secreto de los mecanismos, trampas y pasillos ocultos de la Torre de marfil (por aquel tiempo ya conocida coloquialmente como la Espiral blanca) murió con él y desde entonces ha estado abandonada.

La torre

La Espiral blanca es una obra maestra de la ingeniería: tiene un diámetro de 150 metros y se eleva hasta los 120. El diámetro se reduce gradualmente hasta un mínimo de 30 en la cúspide, la estancia privada del cabeza de familia. Su superficie era de un color blanco pero las inclemencias del tiempo han desgastado su superficie y ahora el color es más apagado, amarillo en algunos lugares. La entrada a la Espiral es una puerta de hierro y roble que se abría con una secuencia de palancas y poleas. La torre cuenta con ventanas amplias.

Razón de su inexpugnabilidad

La Espiral está plagada de mecanismos tanto en el exterior como el interior que han conseguido evitar que ningún intruso consiga entrar o, si lo ha hecho, salir. El cabeza de familia se encargó de ello de manera concienzuda. Algunos ejemplos más conocidos son:

Si se abre la puerta en una secuencia incorrecta, el intruso se verá asaeteado por cientos de lanzas que salen de la puerta y pared. Lo más sorprendente, la combinación parece ser aleatoria cada vez que se intenta.

Si se trata de trepar la torre (tarea sencilla gracias a sus múltiples salientes) la persona que trate de colarse se encontrará con piezas sueltas, toberas que expulsan llamaradas o ventanas que se abren de improviso hacia afuera.

El interior es aún más complejo: la estructura es laberíntica y en ocasiones las habitaciones, pasillos y múltiples salas parecen no tener ni orden ni concierto. Las salas tienen pasillos ocultos y trampas que hacen muy complicado el avance. Hasta la sala más inocente puede ocultar un pozo u oquedades en las paredes que disparan proyectiles.

Un pequeño detalle: toda trampa, mecanismo e ingenio es de origen mundano. No hay magia implicada.

Razón de que los habitantes de Eriloe sigan entrando

La torre contiene múltiples objetos y riquezas que pueden resolver la vida a aquella persona suficientemente afortunada para salir con vida. Hasta la fecha, nadie lo ha conseguido.

 

 

Diario Sombra:

Subscríbete en Feedly

Redes Sociales:



Grupos de jugadores:




Cita

«Cada bala disparada por una pistola de la policía era mi bala. Si a eso llamáis asesinato, entonces yo soy el asesino.»

Goering