Nº: 152 . 3ª época. Año VI
Runas: 04: Runas del sabio Por: Sabio del Desierto
 
 
    Portada
 
    Redacción
 
    Afición
 
    Ambientación
 
    Reglas
 
    Equipo
 
   Sucesos
     Cronología
     Runas
     La Verdad
     A.D.E.G. '71
     Cronología
 
    Aventuras
 
 
 

Cinco años de una palma de una columna de la estela del gato de agua

Runas del sabio

Como saben los cuervos de Taga...

La piel del mamut llega a Olrosa

Los habitantes del Olrosa y de los alrededores se encuentran alborotados por la llegada de la piel de mamut del Sabio del Desierto. Muchos curiosos y comerciantes la han acompañado desde su partida en Durelona en lo que se está convirtiendo en una gran comitiva que es visible desde jornadas de distancia. El jefe de Olrosa ha ordenado que se erija un crómlech para celebrar la llegada de la piel tatuada, pero entre el chamán y sus guerreros han conseguido convencerle para que se conforme con un menhir, eso sí, de cuatro varas de altura. Todo el grakin, incluidos los visitantes, se han puesto a trabajar para llevar a cabo tamaña tarea.


El río de Aguaclara se desborda

El río junto al grakin de Aguaclara se ha desbordado con la llegada de los primeros días largos de la primavera. El agua no ha superado la altura de los muros y diques del asentamiento, que ya fueron construidos tiempo atrás, pero el camino, sobre todo al sur, ha quedado embarrado y las bestias de carga podrían hundir sus pezuñas en exceso. Los recolectores del grakin han cortado pajas y piedras para acondicionar los caminos más cercanos, pero mientras no baje el nivel del agua, los caminos seguirán siendo difíciles. Además, la subida del agua ha atraído depredadores a las orillas.


Sabaal construye un arma arrojadiza.

Ante la sorpresa de los guerreros del clan de los Helechos, Sabaal derribó a una gran gacela a distancia, pero sin lanza. El muchacho sacó el arma de su cinto, donde había permanecido oculta a la vista, la volteo un par de veces sobre su cabeza y luego la arrojó al animal. En vuelo se abrió sin dejar de dar vueltas y al alcanzar a la presa se enredó en sus patas y le hizo caer. La presa seguía viva cuando los guerreros la alcanzaron y Sabaal volvió a hacer el ritual de mancharse la cara con la sangre derramada del cuello de la gacela que él mismo acababa de cortar. El chamán, al retorno del muchacho, investigó con curiosidad el arma y descubrió que se trataba de tres sacos de piel rellenos de arena y atados entre sí mediante trenzas de tendones. Cuando le preguntó de donde había sacado la idea para ese arma, el joven Sabaal contestó: "Soñé con ella".


Intranquilidad en Tamora

Aunque no se ha detectado ningún nuevo caso de punto rojo en Tamora o en los alrededores, los habitantes del grakin están inquietos por la presencia del niño que sobrevivió a la enfermedad. Se apartan de su camino o cuchichean en pequeños grupos a espaldas del jefe del grakin y del chaman. Los guerreros supervivientes han sido aceptados y se comportan de forma normal con ellos, pero el niño es fuente de rumores y malentendidos. Se teme que si no se marcha del asentamiento podría sufrir algún desafortunado accidente.


Todas las noticias comentadas por el Sabio del Desierto han sido grabadas en la estela y son para el juego Pangea. Los Guardianes de la Roca recorren los caminos y los grakines de esta tierra primigenia y le notifican los acontecimientos al viejo tallador. Todas ellas son fruto de las partidas realizadas por los jugadores de Pangea o por el equipo creativo de la propia editorial. El viejo chamán las cuenta en las noches en torno al hogar con la intención de dar puntos de apoyo a la continuación o al desarrollo de las partidas. Si quieres comunicarnos alguna noticia sucedida en tu mesa de juego, envíanos un mail.

 
Sombra    
 
Ediciones    
 
Distrib.    
 
Virtual    
 
Som Con    
 
Números    
anteriores
   
 
« Pág. anterior Subir Pág. siguiente »
¿Quieres comentar algo de este artículo con nosotros?
Versión imprimible