Nº: 171 . 3ª época. Año VI
Bibliografía: El Tesoro del Cisne Negro Por: David M. Cabal Inés
 
 
    Portada
 
    Redacción
 
   Afición
     Sot. Responde
     Noticias
     Bibliografía
     Bibliografía
 
    Ambientación
 
    Reglas
 
    Equipo
 
    Sucesos
 
    Aventuras
 
 
 

El tesoro del Cisne Negro

La obra

El tesoro del Cisne Negro es una novela gráfica de reciente publicación de la mano de la editorial Astiberri dónde Paco Roca (laureado dibujante y guionista) pone imagen al guión de Guillermo Corral van Damme basado en parte en los hechos de los que este fue testigo a partir de 2007 como diplomático destinado en el Ministerio de Cultura. Basado en el conflicto del gobierno español con el Oddyssey, que había reclamado un tesoro hundido sin dueño en aguas internacionales cerca de las costas españolas.

El comic ha sido comparado en varias ocasiones con obras clásicas como Tintín y en el primer fin de semana agotó la primera tirada de 20.000 ejemplares lo que obligó a añadir una segunda de 10.000. Y podría ser llevado a la pequeña pantalla de la mano de Señor Mono, Movistar + y Beta Film en una miniserie de seis capítulos.

Se trata de una intriga principalmente política centrada en una investigación contrarreloj de los protagonistas que representan al gobierno español para intentar demostrar que el Cisne Negro (el mítico pecio de abundante tesoro) que ha encontrado una empresa cazatesoros norteamerica es en realidad un buque español y que por tanto todo el yacimiento, tesoro incluído pertenece a la corona y al gobierno. No tardará mucho en verse que aparte del interés cultural y monetario hay muchos intereses ocultos por las partes implicadas y muchos terceros que les complicaran el ya de por sí complejo trabajo.

Los autores

Paco Roca: narrador premiado

Francisco Martinez Roca es un famoso y laureado autor de cómic en su vertiente más seria y madura tratando de temas tan adultos como la vejez, el exilio o su propio trabajo del día a día. Ganador del Premio Nacional del Cómic en 2008 y del Goya al mejor guión adaptado con su obra Arrugas y su adaptación al cine, además de varios premios nacionales internacionales de Salones de Cómic, Festivales e incluso de las tiendas especializadas por sus diferentes obras.

Poco se puede decir de alguien que es capaz de hacer interesante una narración de una tira cómica sobre un dibujante en pijama que habla de su vida, que es capaz de comparar a Drácula y a Dalí de forma coherente y que tan pronto hace una obra surrealista como convierte un relato sobre la vejez en algo tan épico como para que se convierta en una película.

Es un autor prolífico que últimamente se ha centrado en la creación de novelas gráficas, y aunque en este cómic solo se encarga del dibujo se nota su habilidad como narrador en páginas enteras en que la acción trascurre sin texto y que no deja decaer la tensión narrativa ni el interés pese a tratar de temas tan poco llamativos como la burocracia al envolverlos con el telón de fondo del thriller político y las aventuras clásicas.

Y por si esto fuera poco es de Valencia, ahí, al ladito de Cunia.

(Ver vídeo Ver)

Guillermo Corral Van Damme: protagonista en primera persona

Guillermo Corral van Damme nacido en Bilbao pero que se crió entre Suiza, España y Bélgica ha sido un diplomático y ha ostentado varios cargos relacionados con la cultura y la diplomacia, además de ser un escritor ocasional con un libro de relatos Mientras crece el bosque (La Pereza Ediciones, 2015) además de diversas historias cortas en revistas. El tesoro del Cisne Negro es su primer trabajo como guionista de cómic pero cuenta con la ventaja del apoyo del veterano en esas lides Paco Roca y haber sido testigo en primera persona de la historia en la que se basa lo que le da un punto de vista único.

Ha trabajado en las Embajadas de Estados Unidos y La Habana siempre vínculado a temas culturales, además de en el Ministerio de Cultura o la Fundación Príncipe de Asturias ya con cargos de responsabilidad, lo que le permite aportar diferentes matices a los personajes que aparecen en cargos relacionados a lo largo de la novela gráfica. Actualmente es el Subdirector General del Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación.

(Ver vídeo Ver)

Los personajes

Lo que me ha parecido más interesante es el peculiar grupo de PJs por sus profesiones y habilidades que tiene esta aventura. Me ha recordado a muchas de las aventuras que he creado intentando alejarme de los arquetipos del género negro de detectives, criminales, polícias corruptos y gente generalmente violenta que sobrevive en ambientes sórdidos de clase baja, el centrar la historia en los pasillos de un ministerio o de los juzgados a caballo entre España y Estados Unidos no es lo que la gente normalmente espera de una historia de género negro.

Alejandro Ventura: diplómatico novato

Alejandro es el protagonista y el punto de vista del lector en esta historia. Al principio está totalmente fuera de sitio y todo el mundo se ríe del novato. Pero poco a poco va cogiendo inercia y se embarca en una aventura como las que siempre ha soñado desde niño emulando a sus héroes Tintín o Costeau. Su fuerte no es solo la negociación, es el pegamento que va uniendo a diferentes personas con intereses dispares y de forma casi invisible canaliza esa pasión por su trabajo de Elsa y Gold para que llegue a la gente que puede hacer realidad lo que desean y que estos últimos consideren la gesta como algo propio merecedor de todo tipo de recursos, riesgos o incluso sacrificios. Además es la cara no solo del Ministerio de Cultura en muchas ocasiones, si no incluso del Gobierno Español en todo este tema.

Como buen diplomático no llama la atención pero sabe estar donde hace falta cuando hace falta, es un personaje lo suficientemente gris para que el lector pueda identificarse con él pero gracias a la trama romántica resalta lo suficiente para que sea reseñable y entrañable. Es idealista e incluso un poco inocente, aunque no tonto, pero echa en falta esa astucia que te da la experiencia y sobre todo el haber sufrido las traiciones y desengaños propios de su profesión.

Frank Stern: el villano cazatesoros

Un personaje carismático digno villano de James Bond o Tony Stark. Aunque no aparece demasiado es el motor de toda la obra ya que inicia toda la trama y todo recae sobre él aunque sea de una forma más bien pasiva. Es llamativo por ser un personaje realista, el típico empresario hecho a sí mismo centrado en los beneficios que no es difícil de creer pero que es fácil de odiar. Pese a que él no considere que esté haciendo nada malo si no que incluso llega a considerarse la víctima. Lo gracioso es que seguramente es el personaje que se siente y más se parece al Costeau que Alejandro y Elsa idolatran, aunque sea una especie de reverso tenebroso. Es el ideal del aventurero cazatesoros traído a la realidad, que tan bien encajaría en Cunia.

Es muy interesante el uso de los recursos técnicos y tecnológicos con los que lleva a cabo su trabajo aunque sea de forma "poco ética". Es un claro exponente de la máxima de "el fin justifica los medios".

Frank tiene una empresa (Ithaca) y sin duda mucha gente depende de él (como se deja ver al principio la obra) y es fácil olvidar y minimizar el impacto que tiene en toda esa gente que sus planes puedan salir mal.

Jonas Gold: Abogado especializado

Es sorprendente que uno de los personajes de más edad sea probablemente el más idealista. Un abogado que parece estar a punto de retirarse y que sin duda disfruta de su trabajo centrado en una parte bastante oscura y poco habitual del derecho. Es un personaje fundamental casi incluso más que el propio Alejandro, por un lado tiene un rencor y un pasado con Frank que los convierte en enemigos irreconciliables, por otro lado no solo su labor durante el juicio es fundamental si no que en varias ocasiones una idea brillante por su parte o por parte de su esposa Maggie (que demuestra ser su mitad en varias ocasiones) suponen un giro fundamental. Su apasionada exposición ante el ministro hace que el gobierno ponga toda la carne en el asador al contrario de lo que dictaría la lógica y la prudencia, que como reacción al supuesto expolió es el detonante de la historia. Además es el perfecto nexo entre Estados Unidos y España, mientras que por su origen lo lógico es que se pusiera del lado de Frank, por su experiencia personal, su trabajo y su amistad con Elsa le ponen en contra de los intereses de su país.

Elsa: Investigadora Ignorada

Un personaje sin apellido, lo que representa muy bien como de olvidada e ignorada está esta ratoncilla de biblioteca en los sótanos del Ministerio de Cultura. Alguien que desde el principio sabía que esto iba a pasar y lo intento advertir. Un personaje tremendamente inteligente pero que requiere de Ventura o Gold para conseguir la relevancia que necesita para que se oiga su voz, aunque se mantiene casi siempre en un segundo plano y no por falta de carácter si no por encontrarse fuera de su elemento. Además esa prudencia en evitar mezclar el trabajo con los intereses románticos genera una trama secundaria muy interesante y da una distracción en la que pensar a Alejandro.

Elsa es la representación de la importancia de los conocimientos en la trama tanto de la Historia como para presentar al principio quién es quién, qué está pasando y cuál es el problema. Elsa es la excusa que tiene el autor para explicar al lector toda su historia además de ser una de las principales anclas morales y pistón que empuja en pos del objetivo de recuperar el tesoro.

El gobierno español

La representación de la enmarañada máquina burocrática que es el gobierno, desde el primer momento donde un Alejandro novato tiene que buscar en la guía del ministerio para encontrar a la experta en un conocimiento tan concreto como oscuro oculta en el sótano. La bienvenida que le da Jorge Mazas demostrándole lo pequeño e insignificante que es, aunque luego la historia le permita tener acceso de primera mano y personal al ministro. Los tejemanejes que se van entreviendo y cogen peso en la historia no solo políticos y diplomáticos, si no económicos e incluso mucho más lóbregos. Y las presiones del estamentos superiores, la opinión pública, otros ministerios o las inminentes elecciones que sufre el ministro de cultura.

Aunque se menciona varias veces al gobierno estadounidense solo aparece como un reflejo de la mano del gobierno español y sus representantes, que lo usan como excusa o como amenaza para intentar obstaculizar el avance de los protagonistas y como contrapeso de los intereses (obviamente principalmente económicos) de recuperar el tesoro.

La trama

Algo que a priori podría parecer tan aburrido como un litigio por la propiedad de unas antigüedades adquiere unos matices impresionantes al introducir temas como el ideal de la preservación de bienes culturales, los intereses políticos o el valor económico por encima del valor cultural.

Y el tener que moverse por juzgados y ministerios da mucho peso a algo que normalmente se ignora en las partidas como es el peso de la opinión pública. Donde unos aparentemente insignificantes personajes pueden traer la vergüenza o la gloria a todo su país, su empresa o ministerio.

En varios momentos el giro argumental se basa en el conocimiento y cómo se aplica, y la trama avanza gracias al compromiso de los personajes a veces incluso dispuestos a sacrificar o arriesgar su comodidad e incluso más.

Investigación histórica en tiempo limitado

Cualquier jugador de la Llamada de Chtulhu podrá respaldar que una investigación histórica puede ser tan interesante como una policiaca y cuando las piezas encajan te sientes como Indiana Jones tras los pasos de otra reliquia mítica. El concepto de El Cisne Negro es un mito a la altura de El Santo Grial o El Arca de la Alianza para los buscadores de tesoros subacuáticos, un buque que se conserva en el mejor estado posible y que no ha sido saqueado ni ha sufrido las inclemencias de las mareas o la fauna. Es fácil entender porque Elsa se siente tan ultrajada por el presunto expolio de la empresa de Stern, Ithaca. El límite legal para presentar la reclamación de propiedad presentando pruebas contundentes es la espada de Damocles que fuerza a los personajes durante la primera parte de la obra y que da pie a un hermoso inserto sepia contando la historia de la nave cuando la hayan.

En una partida este tipo de investigaciones puede dar lugar tanto a grandes hallazgos como a pistas falsas que conduzcan a los personajes a peligros mortales y/o tremendos tesoros de todo tipo. Que Rol Negro esté ambientado en la actualidad no evita que haya aventuras en busca de atractivos recuerdos del pasado como el caso de Tesoro Sumergido [03782 Ver]

Lo que los tribunales han unido, que no lo desuna la política

Dos elementos muy interesantes y que pueden generar historias trepidantes que no se basan en la acción son los conflictos legales o los entramados políticos. Mientras en la obra el buen hacer de Gold y su bufete con la inestimable ayuda de la investigación de Elsa les dan una mano de cartas sin duda ganadora, puede ser que cuando los PJs tengan que hacer lo propio no se desenvuelvan tan bien y el juicio parezca una escena de Mentiroso Compulsivo donde el abogado tenga que inventarse sus argumentos por falta de bases sólidas o un mejor desempeño de su oponente. Mientras los investigadores son un perfil de personaje más típico en Rol Negro, los personajes con un perfil de abogado pueden lucirse en un juicio y tener su gran momento o ser un gran obstáculo para sus objetivos si fracasan.

Pero no está todo hecho con el juicio o puede que no esté perdido. Aunque el juicio salga bien (o fracase) puede que los movimientos políticos compliquen la vida de los personajes o les salven de una forma inesperada. Los investigadores también pueden tener peso como demuestra Maggie en la novela gráfica, pero conocer el terreno en el que te mueves y unas estupendas habilidades sociales o unos contactos excelentes pueden marcar la diferencia. Muchas veces la política no se diferencia de la negociación aunque a veces lo difícil es saber lo que la otra parte quiere (o intenta evitar).

Movimientos en las sombras

Aparte de las poderosas fuerzas que pueden mover un gobierno y una empresa hay muchos otros participantes que pueden entrar al juego por diferentes razones, y eso destaca en la obra con la aparición del Presidente del Gobierno. Pero no solo eso, ¿quieres perder la oportunidad de meter en tu partida una densa trama de conspiración que incluya a la C.I.A. o a cualquier organización criminal que se te ocurra? Este es tu momento. Los intereses económicos, culturales o incluso los rencores personales, la búsqueda de notoriedad política, de fama o gloria son muy obvios... Mete algo inesperado: blanqueo de dinero, tráfico de órganos, robo de información privilegiada, trapicheos de secretos de estado. Cualquier excusa es buena para enredar aún más a tus personajes como demuestran Paco Roca y Guillermo Corral. O como demuestra Jose Antonio Paredes en su partida Red de Olvidos [08081 Verhttp://edsombra.com/index.asp?cod=08081]

Basada en hechos reales

Lo más interesante es que esté basado en algo tan cercano como el caso de Odyssey. Supongo que no seré el único que apenas lo recuerda y que la información que recibió apenas arañó la superficie. Como se ha propuesto otras veces es un buen ejemplo y una forma de animar a los DJ a convertir cualquier noticia por rutinaria que parezca que una historia mucho más profunda e interesante añadiendo diferentes elementos y explorando campos que no son los habituales. A veces con mirar las hojas de los PJs y ver que habilidades usan menos puede dar pie a que se nos ocurran situaciones y escenarios que incluir a una aventura donde puedan sacar provecho de sus conocimientos.

Burocracia, Derecho y Protocolo

Porque ninguna habilidad es pequeña. Ya sea en el entorno adecuado o cuando el jugador sabe llevar la acción a su terreno aunque no sea la opción más obvia. Muchos jugadores renegarán de una partida protagonizada por un diplomático, una historiadora y una abogada... A menos que hayan leído esta obra. No es la primera vez que en una mesa de jornadas con personajes pregenerados los jugadores se sorprenden de que sus personajes apenas tengan habilidades de combate, pero es que solo los jugadores son capaces de justificar que un juez o una ingeniera son artistas marciales y expertos tiradores en la mayoría de los casos.

El no usar la violencia no debe ser solo un reto, debe ser una opción real sobre todo con un sistema tan letal como el de Rol Negro en el que una mala tirada (o buena, según se mire) puede matar directamente a un personaje, como ocurre con las pistolas en la realidad. A veces es más reto el deshacerse de un cadáver y que no te pillen que el matarlo y la situación podría evitarse con un poco de labia, de dinero, o sabiendo como evitar la confrontación.

Rol Negro tiene muchas habilidades que algunos jugadores consideran "menores" y en la mano de los DJ está demostrar que se equivocan y darle tanta importancia como las demás, porque la tensión no se basa solo en las situaciones de vida o muerte.

Acción sin violencia: contrarreloj

A veces perderlo todo es peor que perder la vida. Como demuestran los personajes de "El tesoro del Cisne Negro" no hay nada peor que estar a punto de perder aquello por lo que te has esforzado o/y en lo que crees.

Igual que una persecución puede ser tan interesante como un tiroteo, el tener que conseguir un objetivo contrarreloj, sin que te descubran o contra todo pronóstico puede generar la misma tensión y sensación de peligro que una pelea.

Tener que hablar contra un público hostil y convencerlos de algo en un tiempo límite puede parecerse más a derrotar a tus enemigos antes de que se acabe tu vida de lo que tus jugadores podrían esperar. Al fin y al cabo se trata de tiradas enfrentadas con un objetivo concreto antes de que se acabe el tiempo en vez de que se acabe la vida. Lo mismo ocurre con la investigación inicial de la obra donde la reclamación legal exige que se presenten las pruebas en un periodo concreto de tiempo que se resolverá con una accción extendida complicada y larga en este caso que requiere un número de éxitos con una gran complejidad para conseguir las suficientes pruebas.

Similar se puede resolver el conseguir el papeleo para rebasar un obstáculo burocrático o reunir las referencias necesarias para preparar un juicio.

Los jugadores deberían recordar que no solo las armas te pueden meter en la cárcel y no solo las armas te pueden librar de ella.

Creo que "El tesoro del Cisne Negro" además de una divertida obra es un claro ejemplo de una posible historia de Rol Negro cambiando los sucios callejones de Cunia por los peligrosos pasillos de los edificios oficiales internacionales.

 
Sombra    
 
Ediciones    
 
Distrib.    
 
Virtual    
 
Som Con    
 
Números    
anteriores
   
 
« Pág. anterior Subir Pág. siguiente »
¿Quieres comentar algo de este artículo con nosotros?
Versión imprimible