Número: 80.     4ª época.     Año XVI     ISSN: 1989-6289

80 > Aventuras > Rol Negro > Red de Olvidos (RN). Por: Jose Antonio Paredes

 

Red de olvidos.

Presentación

A fin de aportar algo a las jornadas Ludo Ergo Sum celebradas en Alcorcón (Madrid) durante los días 17,18 y 19 de Septiembre de 2010, me propuse dirigir una partida a Rol Negro en el que el trasfondo, lejos del clásico caso detectivesco o policial al que invita el escenario, tuviera más que ver con el espionaje y los servicios de inteligencia. Existen dos razones para ello. La primera, que es una literatura que me encanta y sobre las que ya tenía ganas de escribir algo. La segunda, porque comenzaba a ser la nueva tendencia en el seno de la campaña que juego de manera privada y para la que las LES me ofrecían un genuino banco de pruebas en el que intentarlo al menos.

Trasfondo

Durante dos ocasiones a lo largo del año 1990, algunas organizaciones cunienses de diverso pelaje e importancia se vieron involucradas, sin pretenderlo, en el Gran Juego. La primera y mayor de ellas, la Fidework S.A., era ya por entonces la más prestigiosa de las aseguradoras de bienes de lujo y alto riesgo en toda Europa. Sin embargo, gestionó muy mal toda la operación y fue precisamente esa mala praxis la que haría que su nombre se viera asociado, durante meses, a terribles acontecimientos de violencia urbana.

Por su parte, la agencia de detectives Ojos de Gato estaba haciendo un buen trabajo en su intento de granjearse un aire de notoriedad profesional sin perder la fiabilidad que ofrecía la modestia de su origen y esa honestidad de la que siempre hace gala el pobre como único patrimonio fiable. Aunque nadie sabe cómo cayó el caso en sus manos, éste se les presentó como esa oportunidad tan esperada para darle empuje a su proyecto… hasta que se convirtió en su peor pesadilla. No sólo causó la muerte de su fundador de la agencia, sino que terminaría por cebarse con sus continuadores acarreándoles la desgracia y la ruina durante años.

Lo que ocurrió fue, en resumen, lo siguiente: En enero de 1990 la Fidework, en representación de la señora Elena Klein (representante máxima de la firma Bulgari en Cunia y una de las personas con mayor proyección en la Jet Set de la ciudad), lanzó un concurso de investigación para localizar La Lágrima de Dhampur. El diamante formaba parte de su colección privada y había sido robado en extrañas circunstancias. Este anuncio público (con límite de tiempo y una recompensa incluida de siete millones y medio de pesetas) generó tal nivel de violenta codicia en los bajos fondos que puso en peligro la Resolución Bravo (aquella ley por la que se permite investigar crímenes a los detectives privados de Cunia). Sólo gracias a la magnífica labor de Marcelo Setten y su equipo de asesores se pudo poner freno a dicho peligro mediante la creación de la ACADIP como órgano consultor y regulador.

Quizás fuese precisamente por esta efervescencia social y mediática, que los detalles de la recuperación del diamante por parte de Klein fueran en su momento de todo menos claros. A día de hoy nadie ha hecho la necesaria investigación que relacione la muerte del fundador de la agencia en los baños del aeropuerto de Cunia, el tiroteo en la zona rusa de la ciudad, la rápida desaparición del depósito del cadáver de una mujer que descubierto en el puerto y la eliminación de un asesino a sueldo en un hotel de Roma.

Sin embargo, ya se sabe, muchas veces los implicados en el problema necesitan formarse sus propias ideas e hipótesis al respecto. Las que manejaba la señora Klein seis meses después del robo estaban más envueltas en el miedo que en respuestas útiles. Por eso, tras un tiempo prudencial, volvió a contratar (de nuevo mediante la Fidewordk, más directamente y con menor publicidad esta vez) a la misma agencia de detectives para que se hiciese un ejercicio de análisis de riesgos sobre los poderes interesados en el robo de la joya.

Klein tenía miedo y quería saber quién estaba en condiciones de amenazarla.

Nadie conoce los resultados de esta segunda investigación, pero tanto Clara el Mar (responsable por entonces de la agencia) como su ayudante decidieron, de repente, dejarlo todo y desaparecer. No hubo respuestas al problema y los antecedentes no eran precisamente óptimos. Klein sigue siendo, en principio, la propietaria de la Lágrima de Dhampur, pero en los bajos fondos se oyen todo tipo de rumores acerca del destino final del diamante y nadie se ha propuesto todavía determinar dónde está la verdad.

Lo cierto es que, por alguna razón, nadie volvió a molestar a la señora Klein, quien desde entonces parece disfrutar de una calma inexplicable.

La verdad de todo como trasfondo para el DJ.

Fue precisamente lo extraño del silencio caído sobre un caso tan importante y ruidoso lo que hizo que el CESID detectase que quizás no se trataba de un robo normal y abriese expediente al caso para un posterior análisis de inteligencia. Desgraciadamente, todos los hechos se habían consumado rápidamente y quedaba muy poco con lo que empezar. Pero la etiqueta en la carpeta ya estaba puesta.

Sólo podían permanecer alerta y esperar algún tiempo.

Hoy, veinte años después, quizás sea su día de suerte.

Lo que ni siquiera el antiguo CESID (ahora CNI) sabía era que la lágrima de Dhampur es la parte más importante del tesoro de Azerbaiyán y objetivo de un grupo de nacionalistas monárquicos que ven en su recuperación el elemento necesario para derrocar la democracia presidencialista que actualmente dirige el país y volver poder. El Servicio Secreto Azerbaijano teme que los soberanistas se hagan con ella y, mediante una presión social suficiente, arruinen las libertades conseguidas en los años noventa y devuelvan al país de nuevo al yugo ruso de los ochenta. Esa y no otra es la razón por la que un pequeño equipo del Servicio Secreto Azerbaijano ha venido a Cunia en una operación de recuperación y puesta a salvo de un símbolo que devolvería la inestabilidad al país antes de que lo hagan los rusos.

Por supuesto, los intereses de los rusos en este asunto son totalmente contrarios. Desde la caída del muro, los distintos gobiernos del Kremlin han hecho lo posible por evitar la pérdida de su antigua red de territorios e intereses estratégicos. No quieren caer en otro error como el de Chechenia y la importancia estratégica de Azerbaiyán en Oriente medio es enorme. Por eso el FSB (nombre actual del antiguo KGB) lleva tiempo pensando en el modo de volver a poner un hombre de paja, afín al protectorado ruso, al frente del estado azerbaijano. La baza de recuperación del diamante ha sido demasiado tentadora como para dejarla pasar. Así, el FSB se ha ofrecido a los radicales monárquicos para recuperar para ellos el diamante. Poder político a cambio de dependencia y trato de favor en las políticas internacionales en torno a Oriente Medio: ese es el trato.

Resumen del caso.

Un grupo de agentes de la Policía Judicial (los personajes) van a llevar a cabo el registro y requisamiento de los archivos y demás enseres de un inmueble antes de que los de uniforme lo precinten por tiempo indefinido. Tras detectar la falta de un documento y descartar un error en la cadena de custodia, el juez Benavente (encargado de instruir el caso) autoriza a realizar un registro en profundidad de la oficina.

Durante ese registro los agentes viven un enfrentamiento con los miembros de una organización que parece interesada en el pasado de la agencia de detectives. Al indagar en los antecedentes de la misma (antiguos informes policiales, prensa en hemerotecas, interrogatorio a los antiguos implicados), los personajes descubrirán que se enfrentan a una tétrica trama de espionaje internacional.

Llegados a este punto, uno de los personajes desvelará su verdadera naturaleza de agente del CNI y notificará que, siguiendo el caso hasta sus conclusiones finales, quizás sea posible establecer si la inteligencia española debería establecer una red de contraespionaje en Cunia.

El objetivo será finalmente claro: salvar la información sobre el diamante, localizarlo de ser posible antes que los rusos o azerbaijanos y ayudar finalmente al CNI a establecer todo lo ocurrido sugiere o no la necesidad de montar una red de contraespionaje en la que ya de por sí es una de las ciudades más oscuras y peligrosas del mundo.

Nota final:

El DJ verá simplificada su labor si mantiene en la cabeza los dos tiempos en los que se desarrolla el caso (1) la parte operativa que busca defenderse del acoso de los dos grupos antagonistas y (2) la investigación histórica sobre Klein, Fidework y Ojos de Gato que les permita hacerse una idea clara de qué es a lo que se están enfrentando.

Índice.

1.- Los registros de la Agencia (Introducción y sospechas).

2.- Esto no es lo que parecía… (El espía arranca con su tema).

3.- La carrera por la información (y el diamante).

4.- Conclusiones y opciones de continuación.

5.- Reparto.

1.- LOS REGISTROS DE LA AGENCIA.

1.1.- Un feo trabajo de limpieza.

El 2 de septiembre de 2010 los personajes son movilizados para realizar un servicio de recuperación y requisamiento de documentación en unas oficinas sitas en la C/ Ronda nº 35, a las 10:00 horas. El juez Marcelino Benavente (Magistrado Titular del Juzgado Nº 9 de lo Penal de Cunia) es quien lleva el caso y la persona a la que referir la gestión del operativo y justificar el mantenimiento de la cadena de custodia.

El caso es que todos se presentan (en grupo o por separado) en la dirección indicada a eso de las 09:30 para tomar café antes de empezar. Allí les espera un par de chicos más de la Judicial en prácticas.

Una TA de Alerta (Difícil) pondrá en guardia a quien la supere de un coche que ha dado un par de vueltas por la misma calle en la media hora que llevan allí (los rusos). Un crítico en la acción les informará además de la presencia de uno de los azerbaijanos en el mismo café vigilando lo que ellos mismos vigilan.

En caso de preguntar a los del coche qué hacen, éstos le preguntaran por una dirección que, efectivamente existe en la misma zona, pero cuyo acceso es complicado por el gran número y disposición de calles en dirección prohibida; si el azerbaijano es interrogado sobre la razón de su presencia allí, dirá sencillamente que venía a cobrar la factura de una alfombra en el mismo edificio (la coartada cuadra).

En ambos casos, los antagonistas se quitarán de en medio para no complicar la situación demasiado pronto. En este primer encuentro puede que incluso huyan antes de descubrir su tapadera. La persecución será corriendo y, en caso de abatimiento, los personajes encontrarán credenciales de acceso para la embajada pertinente. En caso de que te encuentres con esta situación tan pronto, no olvides lo que te recomendamos en 1.5.

A las 10:00 comienza el registro. Los personajes se darán cuenta directamente de que se trata de las oficinas de la Agencia de Detectives "Ojos de Gato", un pequeño piso reutilizado como gabinete detectivesco. Una TA de Memoria (Difícil) recordará que la agencia tuvo un momentazo a principios de los años 90 y que "hubo muertos y todo". Para profundizar en la cuestión deberán hacerse TA's de Buscar Datos en algún sitio conveniente. De hecho, esto desvelará su importancia más adelante, cuando los personajes tengan que bucear en el pasado de la agencia para poder encontrar unas primeras respuestas.

Es muy importante que tú, como DJ, seas escrupuloso en lo que concierne a la cadena de custodia, una cuestión que viene muy bien explicada en las páginas 317 y siguientes del básico. De hecho será la baza con la que cuenten para salvarse de un buen rapapolvo cuando Benavente descubra la falta de uno de las carpetas y decida volver a registrar las oficinas.

El requisamiento de documentación y enseres termina a las 11:47.

El traslado del material a las dependencias judiciales recibe el sello de recepción a las 12:09. Recuerda que, salvo pifias garrafales que debería apuntar con cuidado, los personajes deberían haber sido capaces de mantener intacta la cadena de custodia.

En principio los agentes tienen el resto del día libre, aunque desde el juzgado les informan de que no sería malo que se comunicasen con el mismo antes de las 15:00 para informarse de la existencia de alguna novedad y, en caso de que no la haya, irse tranquilamente a casa.

No hará falta. A las 12:51 llaman del juzgado. Algo no les cuadra.

1.2.- Problemas con el material confiscado.

Cuando los personajes se presenten en el Juzgado encontrarán Benavente leyendo unos documentos.

Se trata del inventario de materiales y documentos que acompaña el albarán de entrega a los juzgados y los pliegos de chequeo de la cadena de custodia.

Al entrar los personajes hará una mueca de incomprensión y dirá con voz átona: "Falta una carpeta del archivo, la 43". Están todas de la 01 a la 45 y ya en el inventario se ha hecho constar que falta justo esa".

Interrogará, con una mezcla de enfado y hastío, tanto al inspector al cargo del asunto como al oficial de la científica (el primero está al cargo del operativo y el segundo, de la cadena de custodia). ¿Seguro que no olvidaron nada?

En algún momento previo a la orden judicial que permita el registro a fondo de la oficina, los personajes podrían lanzar alguna de las siguientes preguntas, cuyas respuestas serían más o menos las siguientes:

P: ¿Qué tiene de importante esa carpeta?

"Es confidencial. Los detalles de la investigación que ha dado origen al requisamiento están bajo secreto de sumario".

P: ¿Cómo se sabe que la información precisa está en esa carpeta y no en otra? ¿Ya se ha analizado el resto de la documentación para descartarla de una manera tan segura?

"La importancia del caso exige la máxima minuciosidad. Como juez instructor de este caso, no puedo permitir que todo se venga abajo por un detalle de alcance desconocido".

En ambos casos el juez se sale por la tangente y una TA de Psicología (Fácil) pondrá a los personajes en guardia ante las raíces desconocidas del caso. Lo que Benavente no puede dejarles saber de momento es que existen informes de inteligencia aportados por la Interpol que ofrecen detalles suficientes de la verdadera razón de la investigación. Hacerlo no sólo arriesgaría el decurso de la misma, sino que descubriría la tapadera de Suárez.

Si los personajes hacen alguna pesquisa sobre el ritmo de análisis y el estado de la catalogación sabrán a ciencia cierta que no, no ha habido tiempo de que este dato surja de la depuración de materiales: el juez sabe lo que anda buscando y no lo ha encontrado.

P: ¿Por qué es tan importante el caso?

"Para mi, todos lo son". Que sea mentira o no es algo que los personajes sólo les dará igual si deciden creérselo.

P: ¿Tiene todo esto que ver con aquel caso del diamante?

Esta pregunta es fundamental y sólo debería surgir si los personajes han dado con la pista en el pasado de la agencia, por lo que es posible que no surja en un primer momento, pero sí más adelante.

Da igual. En el momento en que se formule (o los personajes sean realmente minuciosos en la búsqueda de una explicación en el pasado) el juez Benavente tendrá que barajar la posibilidad de introducir a los personajes en la verdadera trama y, una vez en manos del CNI y la INTERPOL, pasar a un segundo plano (el de la asesoría legal). O eso, o Suárez toma las riendas. De hecho, tú mejor que nadie en tanto que DJ sabrás, según el ritmo de la aventura, cuándo introducir este importante punto de inflexión.

1.3.- El registro (golpe ruso).

En su vuelta a las oficinas de Ojos de Gato, los personajes tendrán un enfrentamiento con Vladimir y Sasha, que estarán registrando el lugar en espera de que los polis de la mañana se hayan dejado algo.

En caso de que dicho encontronazo termine con algún cadáver en el depósito, Benavente no tendrá más remedio que introducir a los personajes en la verdadera trama y dejarlo todo en manos de Suárez.

Por su parte, los azerbaijanos tienen suerte. Querían hacer lo mismo que los rusos, pero éstos se les han adelantado y, además, acaba de llegar otra vez la poli. Vigilarán desde una distancia prudencial lo que pueda ocurrir y se decantarán por la segunda opción: el asalto nocturno al almacén de la policía. Por cierto, olvida esto último si los personajes detuvieron a alguno de ellos en los primeros compases de la partida: estarán en su escondite esperando nuevas instrucciones desde la embajada y éstas no llegaran hasta que no se sepa qué ha ocurrido con el detenido.

1.4.- El asalto al almacén de pruebas de la policía (golpe azerbaijano).

Si la partida se pone lenta, hazlos llamar al día siguiente: han trincado a uno de los que no estaban asaltando la oficina rebuscando en el almacén de la policía. Benavente le está interrogando.

¿Quieren asistir?

El tipo no hablará y serán precisas muy buenas y variadas TA's de Psicología en Intimidar para que, sencillamente, se desmorone y pida la representación de alguien de la embajada. Si los personajes llegan a este punto, la habrán liado buena (víd. apartado siguiente "Diplomacia"). Esto no ocurrirá, sin embargo, si los azerbaijanos son detenidos en la primera visita de los personajes a las oficinas de Ojos de Gato.

De todos modos, esto también te ofrece una opción más interesante que te será de utilidad como "deus ex machina" o ayuda para orientar conveniente la partida en caso de que los personajes no enganchen bien con la trama principal: los azerbaijanos estarían dispuestos a colaborar no sólo con información, sino estableciendo una operación conjunta… pero asegúrate bien de que has exprimido todas las opciones de los jugadores antes de echar mano de este recurso.

1.5.- Diplomacia.

Existe un posible error operativo, que es el de comunicar a las embajadas de los grupos antagonistas la situación. Suárez, en tanto que representante del CNI, no lo hará hasta que no tenga más remedio. Sabe que, de hacerlo, nunca podrán enterarse de lo que realmente ocurre y los sospechosos extranjeros saldrán de rositas en un avión con una etiqueta de "persona non grata" en sus pasaportes falsos.

Sólo se apelará a la diplomacia y comunicaciones con embajadas cuando la parte policial y de inteligencia del asunto esté lo suficientemente bien atada… o se agoten las 48 horas de una detención sin pruebas. Nadie (ni siquiera Benavente podrá meterles en la cárcel por invadir un escenario custodiado por la policía, allanamiento de morada u obstaculización a la justicia). En cuanto llegue el representante de la embajada, se acabó.

2.- ESTO NO ES LO QUE PARECÍA…

Vale. Se ha liado bien gorda y los personajes son lo suficientemente inteligentes como para darse cuenta de que hay en juego mucho más que el traslado y custodia de unos papeles viejos. Es el momento en el que tanto Benavente como Suárez descubran las tramoyas del caso.

2.1.- Red de colaboración.

El CNI, representado por Suárez, cuenta con la colaboración de la INTERPOL para el análisis de las repercusiones europeas de lo que pueda descubrirse y la del juez Benavente para realizar toda la operación bajo cobertura legal.

Por su puesto, a través de este, cuenta con los personajes para conformar un primer grupo operativo que permita llevar a cabo las primeras acciones de control de la situación y recabo de información necesarias para, finalmente, elaborar un informe sobre la necesidad y viabilidad de la formación de una red de contraespionaje en Cunia (lo que explica el posible reclutamiento final explicado en el apartado 4.2.)

2.2.- Objetivos inmediatos.

Descubrir qué se esconde en el EX-43, determinar cuáles son los intereses del FSB y de los azerbaijanos en Cunia para así generar un informe de inteligencia. No se descarta que, por lo urgente del ritmo de la operación, haya que realizar alguna acción directa (recuperación del diamante, lo que quizás conlleve uno o más enfrentamientos peligrosos).

2.3.- Tiempo.

Dependerá de si hay detenciones y/o intervenciones diplomáticas por parte de las embajadas rusas y azerbaijana. En caso de que no haya intervenciones diplomáticas, los personajes tendrán tanto tiempo como necesiten siembre y cuando alguno de los grupos opuestos no tome la delantera en hacerse con la información y largarse de la ciudad. Te darás cuenta que esto es lo mismo que decir que queda en manos del DJ.

Todo cambia si por encarcelación/ heridas o muerte de alguno de los rusos o azerbayanos entran en liza las embajadas: en ese caso tienen sólo 48 horas para resolver el caso antes de que tengan que poner en libertad a los detenidos o haya denuncia por parte de la embajada.

Aunque, como te decíamos… puede agilizarse en vez de empeorarse si los azerbaijanos terminan por ofrecer información y se deciden por ofrecer una operación conjunta.

3.- LA CARRERA POR LA INFORMACIÓN.

Una vez que los personajes tienen claro cuál es el problema deberán establecer la estrategia para su resolución. Un esquema sencillo para ésta se resume en:

a) Indagar sobre los antecedentes de la segunda investigación que la agencia Ojos de Gato hizo para la Fidework (y por lo tanto, para Klein). Con los antecedentes que te hemos resumido en la introducción a la aventura sería suficiente. No olvides desgranar la información, ofrecérsela a los personajes poquito a poquito, según sus esfuerzos y logros. Con todo ello sólo sabrán hasta el robo. La información sobre la relevancia política del diamante sólo será disponible en caso de que los azerbaijanos colaboren y puedan hacer cantar a algún ruso a lo largo de la operación.

b) Encontrar (antes de que lo hagan los rusos o los azerbaijanos) a cualquiera de los dos antiguos investigadores de la agencia y sonsacarles el destino último de la carpeta (o lo que es lo mismo, descubrir que todo quedó en manos de una amiga de los detectives, la inspectora G. Lee ("Geli" para lo amigos).

c) Llegar a G. Lee y hacerse con la carpeta, ponerla a disposición judicial y, esperar a que el CNI (o lo que es lo mismo, el DJ) determine si es preciso establecer una red de contraespionaje en Cunia (víd. Opciones de continuación más adelante).

3.1.- ¿Dónde está la carpeta?

La guarda G. Lee en una caja acorazada en la sucursal del Banco Internacional de Cunia.

3.2.- ¿Quién sabe dónde está?

El escondite de la carpeta sólo lo sabe González Lee, pues fue a ella a quien Joaquín Infante acudió en busca de ayuda al verse incapaz de cerrar el tema mientras Clara estaba en Barcelona en Octubre del 90. Cuando Clara quiso saber de qué iba la movida, fue incapaz de resolver el caso y por su culpa torturaron a su ayudante. Fue esa la razón por la que cerró la agencia y se dedicó a la fotografía.

3.3.- ¿Quién sabe lo que contiene?

Infante, pues fue el que elaboró el dossier y lo guardó. Eso fue lo que le costó una paliza y la pensión que ahora cobra. G. Lee no conoce el contenido: le bastaba con guardarlo y mirar la cara golpeada de Joaquín.

3.4.- Pesquisas de trasfondo.

Para responder a las preguntas anteriores, es plausible que los personajes intenten entrevistarse con los protagonistas antiguos del caso.

A continuación te damos unos pequeñas directrices de contexto, los detalles son cosa tuya.

Clara del Mar (Ahora Beatrix Cugnan).

Será muy difícil encontrarla: ha cambiado de nombre. Sólo una muy buena gestión de los bajos fondos, unas TA's suficientes y algo de dinero pondrán a los personajes tras la pista de Beatrix Cugnan, la fotógrafa de modelos que tiene su estudio en la C/ María Blanchard del Latino (C3 pág. 83 del Callejero del básico) y que se lo lleva bien haciendo encarguitos para algunos detectives de Sol y Luna o para la agencia Irilan (una TA de Bajos Fondos difícil anunciará a todos que dicha agencia está a punto de investigarse por su relación con redes de prostitución).

NOTA IMPORTANTE: Hasta aquí los escenarios de indagación que permitirían desentrañar el asunto. Cualquier otra pesquisa (Fidework, Klein, Calenge&Calenge, Setten, ACADIP…), aunque útil narrativamente, sólo revelará lo que se ha explicado en los antecedentes del caso relacionados con el robo y hasta donde ellos saben. NINGUNO DE ELLOS SABE NADA DE SERVICIOS SECRETOS NI DEL VERDADERO ORIGEN DE LA JOYA (que es asunto de los servicios de inteligencia rusa y azerbaijana). Sólo la veta personal que conecta a Geli con los antiguos protagonistas de la cuestión dará frutos resolutivos, aunque molestar a los grandes de la sociedad cuniense permita al DJ añadir elementos de tensión y/o nuevos derroteros narrativos para futuros casos.

3.5.- Enfrentamiento final (opcional).

No debe descartarse un tiroteo en cualquiera de los compases finales de la aventura. ¡Fuego!

4.- CONCLUSIONES Y OPCIONES DE CONTINUACIÓN PARA UNA NUEVA CAMPAÑA.

4.1.- Éxito/Fracaso de la operación: La nueva red de contraespionaje en Cunia.

Aunque lo idóneo sería e los personajes consiguiesen la información que está en juego, tanto el éxito como el fracaso de la operación llevarán al CNI a la conclusión de que es necesaria la creación de una red de contraespionaje en Cunia.

La existencia de los intereses tanto rusos como azerbaijanos en parte de la sociedad y economía cunienses será algo que quedará perfectamente claro para los personajes, aunque sólo sea poniéndolos de relieve mediante un enfrentamiento operativo con los rusos o una colaboración con los azerbaijanos.

No es fácil montar una red, pues no basta con organizar un grupo de agentes (policiales o no) para llevar a cabo acciones encubiertas de tipo operativo en el marco de esta nueva esfera de acción. Es preciso, además (y según cuentan las novelas):

Y mil cosas más.

Tentador, ¿verdad?

4.2.- Reclutamiento.

Este es un paso evidente, pero no necesario. Los personajes han puesto en marcha los engranajes de un nuevo matiz en el escenario, pero nada obliga a que sean ellos los que lleven adelante su mejor desarrollo. Por supuesto que el juez Benavente se mantendrá como apoyo en la asesoría jurídica, pero es Suárez quien decide si continuar con el equipo o montar uno nuevo (a partir de ahora, Suárez será el Jefe de Operaciones del CNI en Cunia).

Opciones rápidas:

4.3.- Diplomacia y política.

Lo primero que puede ocurrir es que los poderes oficiales de la ciudad, a raíz de los informes llegados a través del juzgado y la policía, se vean en situación de alarma. Cunia ya es muy difícil de gobernar con el alto índice de "delincuencia común" que alberga como para que nadie desee que los asuntos de espionaje vengan a complicar las cosas.

Por eso es posible que los problemas y obstáculos administrativos y políticos para la generación de la nueva red supongan un ramillete óptimo de situaciones que generen una buena opción de campaña.

Finalmente, recuerda que el enfrentamiento con los rusos y la colaboración con los azerbaijanos configurarán antecedentes notables para las posteriores relaciones del Gobierno Central con los de los dos países en cuestión. En caso de que finalmente generes una campaña de espionaje, estos serían detalles a no olvidar.

4.4.- Intereses privados.

Esta aventura se ha escrito con el principal objetivo de evitar ceñirse al escenario concreto del entorno básico y ofrecer así nuevas posibilidades de narración que amplíen la continua "guerra de bandas" que vive Cunia.

Una trama de espionaje de alto nivel como ésta poco o nada tiene que ver, en principio, con los entresijos cotidianos de los capos de Cunia… pero tal cosa podría cambiar.

Podría darse el caso de que alguna de las chicas de los tugurios rusos pase información a Catty y ésta anduviese jugando a los chantajes con quien no debía... O a lo mejor la ricachona Klein tiene un especial interés en mezclarse con Don Víctor para resolver la cuestión del diamante (en el 90 no lo hizo). O los Metropolitanos, que siempre han estado relacionados con temas comunes, barajen la posibilidad de entrar en el negocio de los diamantes, por ejemplo.

Decídelo tú.

4.5.- Alternancia con lo policial.

Muchas de las semillas de esta trama de espionaje surgieron en la trama policial previa que, por supuesto, puede volver a aparecer con el tiempo durante la campaña o tomar un protagonismo concreto en algún momento del desarrollo de la misma. Por ejemplo:

Nota del autor: Quien esto escribe ya tiene la respuesta a todas estas preguntas… pero en el seno de su propio grupo de juego. ¡Animamos a los DJ a ensayar las propias!

5.- REPARTO.

5.1.- Los Personajes.

Es posible que desees generar tus propios personajes para la aventura… o usar algunos que ya tengas en marcha. A continuación te pasamos una breve referencia de los que se vieron implicados en la partida jugada en las LES y el papel que, en principio, les asigna el juez al inicio del caso. Te ayudará a crearlos nuevos o, en su defecto, a tener una referencia de cuáles fueron los roles en los que se pensó en un principio.

Luisa Velarde, de la científica:

Tiene la obligación de monitorizar el mantenimiento de la guardia de custodia de los elementos encontrados durante el registro y requisamiento. También será decisiva en la búsqueda y catalogación de pruebas.

Justo Roma, el inspector al cargo:

Su misión es la de determinar qué se hace y qué no y resolver las dudas operativas del equipo a su cargo. Los personajes deberían preguntarle a él… y no al DJ. Es un buen modo de organizar el canal de narración/aclaración de dudas. Recomendamos que este personaje sea asignado a quien mayor experiencia tenga jugando a Rol Negro.

Sandra Mieres, la subinspectora:

Su tarea consiste inicialmente apoyar al grupo (tanto al de la criminal como al observador) pero bajo la batuta del inspector. Su labor también será la de determinar si existen elementos de duda sobre si los materiales requisados están completos y proponer un nuevo registro. El hecho de que fuese depurada desde los GEO sin que nadie haya hecho preguntas es de lo más interesante… por no hablar la aportación de fuerza física, capacidad operativa que puede ofrecer al grupo.

Julián Suárez, el fiscal que ayuda a Benavente.

Es la tapadera del enlace del CNI con la Interpol con el caso. Su tarea es la de estar presente en todo el desarrollo de la investigación para localizar ramificaciones locales del caso internacional. En el momento en que el caso muestre su verdadera naturaleza, tomará el mando de la investigación mano a mano con Roma.

5.2.- Antagonistas directos.

Los azerbaijanos:

Milos Barzabu (Marcadamente operativo) que está al cargo del equipo desplegado en Cunia. Este equipo está compuesto por dos agentes (Dahud y Josein) y Agbad Arivan (más cerebral, establece el análisis de las situaciones y sirve de enlace con el responsable de la operación en Bakú).

Los rusos:

Formado por un equipo de agentes; Mihail Kiorenko (coronel del FSB y enlace con Moscú), Martina Ivanova (especialista en gemología, encargada de la identificación y custodia del diamante, más analista que operativa) y Sergei Gorgov (el joven teniente al cargo de su protección activa). Llevan dos matones con ellos: Vladimir y Sasha.

5.3.- Personajes secundarios.

Marcelino Benavente (Magistrado Titular del Juzgado Nº 9 de lo Penal de Cunia).

El Juez Benavente tiene el despacho más pequeño en la planta más olvidada de los juzgados. Su aparente insignificancia judicial se ve reforzada más por lo vulgar de su aspecto y modales que por su verdadero manejo de los casos. Quien ha trabajado con él sabe lo realmente bueno que es, lo celoso que resulta para su trabajo y el gran profesional de leyes que se esconde bajo su desastrado aspecto y modales. Lo segundo suele pesar más que lo primero en las relaciones sociales de las altas esferas, y por eso son pocos los grandes mandos que tienen confianza en él: Benavente es tan celoso de su trabajo que te puede mandar a hacer puñetas en cuanto no le cuadran las cosas... seas quien seas. Esa es la razón por la que Suárez le eligió, aparte de corroborar que, precisamente por su aparente insignificancia, Benavente no parece haberse visto tentado por la corrupción de la ciudad.

Flores y Ramírez (policías municipales).

Dos chavales en prácticas, que ayudan a los personajes con el traslado de los expedientes y el control de acceso al edificio mientras durante éste o posteriores indagaciones.

Beatrix Cugnan / Clara del Mar (antigua modelo y detective).

Fue la última persona que estuvo al frente de la Ojos de Gato. Cuando vio que todo aquello le venía demasiado grande, se cambió de nombre y montó un estudio fotográfico y de moda. Hace algún que otro trabajito para los detectives de los famosos, pero intenta que no se la relacione demasiado con su antiguo trabajo. Su vida es un misterio antes de que llegase a Cunia y se encargase de la agencia.

Joaquín Infante (Antiguo ayudante de Clara en la agencia)

Malvive, enfermo y con una pensión en La Chocita tras perder su oportunidad en la vida. Está realmente hecho polvo. Con poco que le aprieten, cantará.

Inspectora G. Lee (antigua policía)

Desde que se la retirase del circuito de promociones por una investigación de Asuntos Internos, "Geli" es instructora de CQC en la academia de policía de Cunia y de Judo en la sede cuniense de la ONCE. Luce cicatrices de quemaduras en mano y cara ya no oculta su sordera.