Número: 60.     4ª época.     Año XVI     ISSN: 1989-6289

60 > Ambientación > Creencias > Makinales (Exo). Por: Frank Guerra «Servobot»

 

Makinales, una aproximación

Comisión de Seguridad Interior

Dpto. de Sociología y subdpto. de control de masas.

Dr. Julex Zimbari y equipo.

Conforme a su petición de información sobre el grupo social conocido genéricamente como "Makinales" procedo a continuación a exponer el estudio realizado durante el último AC.

En la realización de este informe han participado 346 personas directamente adscritas al departamento de Sociología del Ministerio de Seguridad de Vettera, profesionales todos ellos en los campos necesarios para la consecución de objetivos. Puede encontrar una relación de nombres y cargos en el documento adjunto al presente informe con la referencia organigrama_proy_makin.

Así mismo se recomienda la consulta de los diferentes documentos y archivos adjuntos para un completo estudio y conocimiento del grupo. A lo largo del texto se mencionarán estos adjuntos cuando sea necesario.

Descripción

Los Makinales (makin, hombres-máquina también son denominaciones aceptadas) forman un grupo social curioso dentro de la R.F.P. En un principio podrían relacionarse con una secta o grupo de carácter pseudoreligioso, aunque tras el periodo de estudio realizado más podría hablarse de una tecnofilosofía particular. En este informe nos referiremos al grupo como makin, autodenominación aceptada entre ellos.

A primera vista, un makin es un individuo como cualquier otro dentro de su sociedad, no hay nada que le haga destacar especialmente, pero es cuando se toma contacto directo con él cuando las diferencias salen a la luz.

Es muy fácil que un makin comience a hablar entusiasmado de las maravillas tecnológicas de las que no somos conscientes y como a través de ellas se puede alcanzar una comprensión superior del universo. El makin, de carácter abierto por lo general, está dispuesto a compartir su visión de la vida con cualquier individuo interesado.

El comportamiento del makin suele ser más frío y distante que el del resto de individuos de su sociedad. Priman el pensamiento racional y la lógica más fría. En su aproximación a la máquina, tratan de preparar sus mentes para un mejor rendimiento, por lo que tratan de controlar sus sentimientos en todo momento y actuar con una frialdad en sus acciones y expresión que podría escandalizar a miembros más morales. Este modo de actuar va en progresión con el grado de conexión con las máquinas que el individuo posea.

Creencias/Ideales

Los makin sienten una especial predilección por la tecnología. Es indudable que la penetración tecnológica en nuestra República es total a todos los niveles, pero los makin la llevan un paso más allá. La mayoría de personas usan y disfrutan de los elementos tecnológicos más o menos inconscientemente, en una vida acostumbrada desde el nacimiento a ello. Muchos lo toman como algo natural y la norma a seguir, pero los makin son plenamente conscientes de que sus vidas son como son gracias a la tecnología y sus logros.

Un makin vive sus creencias entre fascinado y agradecido. Estas creencias son muy generales debido al carácter abierto de su organización (ver más adelante) y pueden diferir sustancialmente entre unos grupos y otros pero mantienen unos puntos básicos:

Como se puede comprobar, los ideales makinales mezclan el materialismo más racional con una mística particular en cuanto a la visión de la vida y el universo. Parece ser que la visión mística surgió un tiempo después de la creación de la filosofía makin, arraigando en el grupo y aceptándose por casi todos sus miembros (consultar Cronología, más adelante).

Como uno de sus puntos base, los implantes tecnológicos en el propio cuerpo son fomentado y aceptado entre ellos, pudiéndose encontrar a individuos, normalmente adinerados, que se pueden permitir la implantación de dispositivos tecnológicos de cualquier tipo directamente en el cuerpo. La finalidad de esto es mejorar el cuerpo más allá de sus capacidades naturales, y a los makin les parece un método mucho mejor que la ingeniería genética, más lenta, cara y menos actualizable según las necesidades.

Lógicamente, con las limitaciones actuales en el campo de los tecnoimplantes, estos se reducen a dispositivos tecnológicos de comunicación, como dataópticos o emtrades que se fijan al cuerpo con una pequeña intervención, o mediante implantes cerebrales que permitan una interacción con los ordenadores más rápida mediante la lectura de la corteza cerebral.

Una aspiración básica de todo makin es que está interacción entre ser y máquina se amplíe lo máximo, por lo que cualquier adelanto en el campo de la implantación tecnológica es seguido con gran interés.

También intentan elevar la conciencia tecnológica en sus sociedades, y para ello no dudan en compartir sus conocimientos con todo aquel dispuesto a escuchar (consultar Organización, más adelante).

Los miembros de este grupo se mantienen a la última en cuanto a adelantos y mejoras se refiere. La mayoría utiliza gran parte de sus recursos para actualizar constantemente sus equipos personales y domésticos, desechando los anteriores por antiguos. Es por esto que uno de los intereses principales de los makin es mantenerse informados de cualquier novedad en el mercado. Para ello utilizan la gran variedad de herramientas sociales que tienen a su alcance: grupos de noticias, boletines de información, suscripciones a noticiarios de su interés y la constante comunicación entre ellos.

La discusión entre miembros y grupos dentro de los makin es normal y fomentada. El makinismo está en continuo cambio y depende de cada uno de los miembros el saberse adaptar a esos cambios.

Existe una continua fuente de choques y enfrentamientos según el alcance de las creencias y opiniones de cada uno, aunque suelen mantenerse en un ambiente de camaradería y educación. Cuando este protocolo se salta son los demás miembros los que regulan el comportamiento de los implicados, pudiendo llegar a la expulsión temporal o definitiva de la organización a aquellos que se nieguen a cambiar su comportamiento con los demás.

(Durante la realización de este informe tuvimos noticia de la importante discusión que enfrentaba a dos de las facciones más radicales. Unos defendían como necesaria la implantación de nanotecnología en el individuo como medio para alcanzar la inmortalidad física, mientras que otros argumentaban que eso implicaría una sociedad que tendría que dejar de crecer para evitar autocolapsarse por infinitos individuos inmortales, y por ello quedaría estancada. Como puede comprobar, ninguna de las partes se planteaba como inalcanzable la inmortalidad por este medio actualmente inviable, centrándose la discusión en un aspecto derivado de esta.)

Organización

Los makinales se extienden por una gran parte del núcleo interior de la R.F.P., donde surgen la mayor parte de adelantos tecnológicos y últimos modelos de cualquier objeto. Pero se han encontrado comunidades en otros puntos de la galaxia, siempre adscritos a la República (debido al carácter interno del departamento no se ha podido realizar un estudio de la posible extensión del grupo a otros imperios de la galaxia, aunque no se descartan ya que contactos con miembros makin parecen confirmar que sí que existen).

La totalidad de los miembros del gremio es urbanita. Es lógico que un individuo interesado en esta filosofía desee habitar en un entorno tecnológicamente rico para tener a su alcance las herramientas y conocimientos que necesite.

Entre los makin no hay especiales distinciones. No hay líderes ni guías comunes en otro tipo de grupos sociales. Los makin valoran la inteligencia, la razón y la tecnología, por lo que los individuos más respetados y conocidos son los que aúnan una o varias de estas vertientes.

Los hombres-máquina (aquellos individuos que han implantado uno o más dispositivos tecnológicos en su cuerpo de manera voluntaria, lo que comúnmente conocemos como "cyborgs"), son de los más respetados ya que se cree que su unión con la máquina les dota de un conocimiento más profundo. Más allá de esto, existen miembros más o menos respetados por sus conocimientos y reflexiones en los foros de debate y por su modo de vida makinal.

El ingreso en el grupo makin es realmente sencillo. Cualquier persona, sin establecer diferencias por raza, condición o estatus, puede acceder a la organización. Tan solo es necesario compartir y respetar los ideales generales y a los demás miembros.

La característica más destacable del grupo es la permanente comunicación que existe entre ellos. Se conocen al menos 23 comunidades virtuales donde individuos adscritos a la organización hablan entre ellos, preparan reuniones, anuncian novedades de interés general y exponen sus conocimientos. Son frecuentes las reuniones entre miembros cercanos entre si, con una periodicidad de entre 4 y 6 veces cada AC dependiendo de las circunstancias, pero siempre en las mismas fechas y lugares, por lo tanto es muy fácil localizar las reuniones y los miembros que acuden a ellas. Estas fechas no tienen asociación directa con ninguna fiesta o acontecimiento particular, eligiéndose tan solo por ser fechas óptimas para las reuniones. Por lo tanto suelen coincidir con algunas celebraciones importantes para que puedan acudir la mayoría de individuos a ellas.

Fuera de estas fechas se suelen organizar a niveles locales charlas, exposiciones o eventos sociales que ayuden a conocer y expandir los ideales del grupo. Muchas veces estos eventos no están ligados directamente a la filosofía makin, no se publicitan ni se habla en ellos de ideas o conceptos makinales, pero beben de sus ideales.

Si algún individuo muestra interés y desea conocer más a fondo lo expuesto en el evento, se le invita a ingresar en uno de los foros para recién llegados, donde se dará a conocer a la comunidad y tendrá acceso a documentos y archivos que irán ampliando sus conocimientos progresivamente y en el nivel que el individuo desee.

Es destacable el hecho de que todo es totalmente voluntario, desde el ingreso hasta el abandono, pasando por el grado de conocimiento o en qué campo se desee trabajar. No existe traba o barrera para que el miembro se desarrolle. Entre los objetivos del grupo no está la captación masiva de miembros para crecer a toda costa, sino que se basa en una cuidadosa elección personal de cada uno, ya que para ellos, los miembros makinales tienen una visión más completa de la realidad que el resto y todo aquel que conozca sus ideales, habrá "despertado" un poco más cada día. Aquellos que se marchen tras esto serán mejores individuos y podrán aportar más a su comunidad.

El mantenimiento económico del grupo se realiza principalmente por dos vías: la principal de donaciones voluntarias de los miembros y la secundaria procedente del ingreso derivado de las actividades realizadas por makinales, en las que en ocasiones se cobra una entrada para cubrir gastos y lo sobrante se entrega a la organización.

Aun lo que pudiera parecer en un principio, el grupo goza de una buena salud económica. Al haber individuos de todos los estratos sociales y ser un grupo cooperativo, siempre se optimiza el uso del crédito disponible mediante los aportes de cada uno en la medida de lo posible. Se usa la influencia del miembro en su sociedad para ello y, hasta ahora, sin ser ambiciosos y utilizando estrategias económicas muy racionales e interesantes (consultar documento adjunto con referencia economia_makin), han conseguido un equilibrio bastante bueno entre ingresos y gastos.

Cronología

Consultar los archivos completos adjuntos (Crono-makin) del registro makin desde su fundación (54 volúmenes).

La historia makin retrocede hasta el año 2325, en los últimos años de la Segunda Expansión, una época en que nacieron multitud de creencias filosóficas en la República. Dado el carácter exacto de la organización, existe un registro de todos los acontecimientos de importancia para los makinales desde su fundación.

Aunque no existen datos anteriores a su manifiesto fundacional, se cree que está filosofía nació en el núcleo de la zona central de la República (Sector Elión), cuando se crearon al mismo tiempo catorce sedes en el mismo número de planetas, siendo uno de ellos Vettera.

Al principio la filosofía makinal se basaba en un materialismo antropocentrista radical (consultar el adjunto Manifiesto Fundacional Makinal), conociéndose en aquellos primeros años acciones violentas y reivindicativas de individuos makinales. No fue hasta la creación de una comunidad dentro de los makinales que desaprobaba estas acciones que el grupo tomó conciencia de que lograría más con acciones sociales e informativas que violentas.

En 2349 se publicaba el Manifiesto Tecnoespiritual, fruto de una facción que unía los ideales makinales con creencias espirituales, que provocó un grave cisma entre los makinales. Los Tradicionalistas, como así se conocieron, defendían la pureza del Manifiesto original sin contaminaciones espirituales innecesarias, mientras que los Nuevos Makinales, así autodenominados, mantenían que sus estudios les habían llevado a aceptar una parte espiritual de esas creencias que no las desvirtuaban, si no que las mejoraban.

Los enfrentamientos duraron 44 años, y a punto estuvieron de dividir definitivamente al grupo en dos facciones irreconciliables. Durante ese periodo de tiempo se sucedieron enfrentamientos y ataques directos entre miembros y comunidades makinales que resultaron en 385 muertes a lo largo de los años que duró el enfrentamiento, como está documentado.

Finalmente las dos facciones se reunieron y pusieron punto y final a su enfrentamiento con la publicación en el año 2393 del Manifiesto Sintético Makinal (adjunto) donde se unían las creencias de ambas facciones en una serie de puntos comunes que todos aceptaban.

En un ejercicio de racionalidad optima y sorprendente, los enfrentamientos desaparecieron a partir de su publicación, no conociéndose más periodos violentos en la historia makin (hay miembros de mi equipo que piensan en la posibilidad de que se eliminaran las referencias a posteriores enfrentamientos para favorecer la paz entre facciones y la imagen del grupo de cara a nuevos adeptos, pero sinceramente, tras estudiar durante meses a los makin niego esa posibilidad por la exactitud a la hora de registrar todos los acontecimientos que les afectaran fueran los que fueran. Hacer algo así iría contra sus mismos principios). A partir de ese momento la fecha de publicación del Manifiesto Sintético se convirtió en la época más señalada del calendario Makin, realizándose retrospectivas y revisiones de la historia de la organización durante esas fechas.

La publicación del manifiesto fue el comienzo de su mejor etapa. Su expansión aumentó y se crearon nuevas comunidades en puntos muy distantes de la República. Fue durante esta época cuando más se adaptó y modificó la filosofía makin, dejando de ser antropocéntrica para dejar paso a una libertad del individuo muy amplia. Se comenzaron a conocer miembros no humanos, aunque en número reducido. Úkaros (12,6%), eisil (8%), jional (4,3%) y unos pocos cromter (1,3%) encontraron interesante esta filosofía. Incluso algún sheller refepero que vio en los makinales su camino a seguir (0,3%) se unió a la senda Makin.

Pero la sociedad refepera es una sociedad cambiante y caprichosa, y unido a los acontecimientos bélicos que vinieron a posterior y cambiaron el sentimiento de los refeperos hacia otras inquietudes hicieron que poco a poco y hasta la actualidad los makinales conocieran una recesión y la pérdida de numerosas comunidades, quedando reducidas en su mayor parte a las más antiguas, creadas como se ha mencionado, en la zona central de la R.F.P.

Objetivos

El principal objetivo es el conocimiento del individuo de lo que le rodea. Para ello se vale de la tecnología, que por una parte le mantiene en un nivel de vida apto para sus fines y por otra le ayuda a alcanzar sus metas.

El estudio y constante actualización de conocimientos y dispositivos también es otra de las herramientas del makin.

Por último se aspira a la fusión del ser con la máquina para una óptima comprensión de la realidad.

Grado de amenaza

El carácter abierto y comunicativo del grupo rebaja en muchos puntos el grado de posible amenaza de los makin. Cualquiera interesado por sus ideales y filosofía es bienvenido y puede ingresar sin mayor problema. No se descarta que exista una agenda oculta que pudiera amenazar de alguna forma la estabilidad social, pero no se han encontrado indicios de ello.

Existen eso si, rumores acerca de makinales que han logrado la fusión con la máquina a gran escala. Estos individuos habitarían ocultos a su sociedad, dado el natural rechazo que provocarían entre los demás, y viven permanentemente conectados a la red de información, asimilando cantidades cada vez mayores de conocimientos y elevando su conciencia cada vez más, pero no existe ninguna prueba de que sea más que un rumor creado en los foros de debate interno de la organización.

Conclusión

Después de un estudio de un AC y de tomar contacto tanto con miembros del gremio como con sus archivos se puede llegar a la conclusión de que los Makinales forman un grupo social de carácter tecnofilosófico con toques espirituales, con la ambición de hacer avanzar la tecnología y con ella al individuo.

No se han encontrado evidencias sectarias en el grupo, no se controla a sus miembros de ninguna forma.

Se puede concluir que la escuela de pensamiento makin puede llegar a ser recomendable a todos aquellos seres que sientan inquietudes tecnológicas y deseen encontrar un lugar de libre discusión donde intercambiar ideas y conocimientos.

--FIN DEL INFORME--