DESDE EL SÓTANO
Nº: 156 . 3ª época. Año III
Interpretando (08): Abritas Por: Rubén Ramos
 

Los abritas

Los abritas son una sociedad tribal buscando un lugar en el que prosperar. Desde su guerra perdida de antemano contra los sheller, los abritas han estado sometidos de una manera u otra a los designios de una organización política con la que no se identifican.

La sociedad abrita se estructuraba a través de grupos tribales. En su época de mayor esplendor éstas estructuras se mantenían como un rígido sistema estanco que había dado lugar a una escalada tecnológica para someter al vecino. Los grupos tribales se diferenciaban sobre todo por razones socioculturales y lingüísticas, conformando las naciones que se encontraron los sheller cuando contactaron con ellos.

La decisión de enfrentarse al Pueblo Sheller acabó con esa sociedad. Las reubicaciones forzadas hizo que se juntaran clanes de diversas procedencias, lo que produjo una paulatina disolución de esas diferencias. Desde ese momento, no había más que abritas sometidos a los designios de un poder mayor y si querían prosperar, debían de capear el problema todos como uno.

Actualmente, los abritas se reúnen en grupos más o menos amplios dirigidos por un miembro ordenado de su Iglesia (que manejan el arte de la Vomitomancia o Titirta Ver) o en su defecto alguien elegido entre sus miembros para tomar decisiones de importancia. Esta persona se apoya, por lo general, en los miembros más ancianos del grupo (sean hombres o mujeres) para tomar esas decisiones.

Se organizan de tal manera, que tratan de cubrir las necesidades de la sociedad por ellos mismos: agricultura, productos manufacturados, educación, acceso a la sanidad… Esto se debe a las carencias históricas que han padecido durante años, lo que les hace desconfiar de la ayuda de fuentes externas. A día de hoy, el éxodo abrita hacia el espacio Tyrano les ha permitido cierto margen de maniobra que en territorio sheller no tenían. Han fundado incluso lugares apartados donde desarrollar su sociedad y tecnología, sensiblemente más atrasada que el resto de las razas que les rodean. Esto, desde luego, no es del gusto Tyrano. No tienen problema con el aislacionismo racial, pero sí con que ocupen sus territorios y fuentes de riqueza como yacimientos minerales o terrenos cultivables. Su sociedad ha desarrollado una especie de sistema basado en la solidaridad bastante peculiar, dejando en segundo plano la perspectiva de los beneficios.

Su actitud ante extraños suele ser fría, en el mejor de los casos. Hostil en más ocasiones de las que son recomendables. Tienden a pensar que si alguien interactúa con ellos, ese alguien tarde o temprano va a aprovecharse de ellos.

Son terriblemente protectores con sus descendientes, llevándolo a extremos a veces paranoides. Se cree que en el pasado, cuando se guerreaba, una manera de castigar al vencido era arrebatarle a su descendencia. Esta actitud la hacen extensiva a otras razas, no sólo la suya y son considerados y atentos con mujeres embarazadas o familias con niños. El problema es cuando ese “niño” es un nitilo y es tu compañero de viaje en la nave espacial...

A pesar de que no tienen sentido de la vista, disfrutan de la vida al aire libre. El sol y el calor les gusta y disfrutan tomando baños en las playas o lagos cuando no están trabajando u ocupándose de tareas. Sí es cierto, no obstante, que se adaptan muy bien a condiciones hostiles de oscuridad, como cavernas o bases submarinas.

Visten pantalones holgados y calzan sus pies con una suaves sandalias de coloridos estridentes. Aunque en su día consiguieron mandar a algunos de los suyos a las estrellas, ninguno se acuerda de cómo puede ser un traje espacial abrita. Lo que en un futuro, si se desarrollan como raza extraplanetaria de relevancia, puede ser un problema… y una oportunidad de negocio.

Son sorprendentemente buenos en dos cosas: luchando con armas cuerpo a cuerpo (son famosos sus torneos de buburma, una flexible vara de unos dos metros, curvada en ambos extremos) y como cantantes. Sus particularidades vocálicas y su especial localización de la “boca” hace que tengan unos registros difíciles de igualar. Hay una troupé muy famosa conocida como los tambores que viaja por la galaxia ofreciendo prestigiosos conciertos cantando las viejas canciones de sus pueblos.

Ejemplo de canto abrita: Ver

« Pág. anterior Subir Pág. siguiente »
Versión imprimible DeS. © Ediciones Sombra