DESDE EL SÓTANO
Nº: 153 . 3ª época. Año III
Lagarto Vela (Edaphosaurus) Por: David García
 

Lagarto Vela (Edaphosaurus)

El viento provoca remolinos de polvo en la cuarteada superficie del desierto del escorpión. La arena refleja sin piedad los abrasadores rayos del sol. Y en este lugar inhóspito, donde duros arbustos raquíticos crecen aquí y allá, camina un grupo de peculiares lagartos de tres varas de longitud, con una vela, repleta de protuberancias, a su espalda: los lagartos vela.

Para las tribus locales cruzarse con un grupo de estos reptiles se considera un signo de buen augurio: si hay lagartos vela en la zona eso significa que hay algún oasis cercano o similar. Estas criaturas son ramoneadores, con dientes planos y fuertes perfectos para masticar las duras plantas del desierto. Aquellos poco familiarizados con la fauna local suelen confundirlos con los dimetrodones (más grandes, más feroces y, lo más importante: carnívoros), por eso muchos, al ver las velas a lo lejos, prefieren no aventurarse y los esquivan. Pero nada más lejos de la verdad. En realidad algunas veces son precisamente los lagartos vela las presas preferidas por algunos dimetrodones.

A pesar de su aspecto, los lagartos velas son bastante dóciles. Suelen pasar largas horas con su vela al sol para calentarse y se les considera un exquisito manjar para la caza.

Características del lagarto vela

FUE 7/21. Iniciativa 10, Rastrear 10, Avistar 10, Esconderse 10, Sprint 20.
Esquivar 10
Armadura 1
Ataque coletazo: 10, Daño tipo 0
« Pág. anterior Subir Pág. siguiente »
Versión imprimible DeS. © Ediciones Sombra